quarta-feira, outubro 19, 2005

Paleta de las vísceras

Creo en los pecados como en la lógica del espíritu.

Hoy, la visión movediza del horizonte perfecciona la rima entre la línea y el vacío.

La certeza existe por sí misma, despojada de la prueba.

Nadie podrá negarme el pájaro de barro nutriéndose de rocas. Puedo imaginarlo.

Nadie podrá negarme el grito de la hierba torturada por las mandíbulas del animal. Acabo de escucharlo.

¿La razón? Una batalla triste de manzanas que caen y de intentos orgánicos; de matemáticas pútridas que torturan sienes.

Para Hieronymus Bosch, una hortaliza era un basilisco y emplumados peces agrietaban el agua.

Sintiendo el volumen de una mujer sobre su cuerpo, le restó importancia a la densidad de la cópula.

La ciencia tiene momentos de evasión inaceptables, pinceladas prohibidas que retratan la locura.

Usemos los números para contradecirnos, empujémoslos a un territorio incierto, fangoso, allí donde pierden su copa de champagne y le ríen de cerca los dientes podridos de los artistas.

Humillemos a los números para sumar, por ejemplo, los trozos de aire que flotan en "El Jardín de las Delicias", o los pomos de sangre oscura que fluían por el corazón de El Bosco, sellándole muecas y obituarios de plutónica fauna.


Marcos Maggi

2 Comments:

Blogger Daniel Aladiah said...

Querida Isabel
Gostei muito deste poema, até porque apela a sentidos surrealistas, que me são caros desde novo.
Um beijo
Daniel

19 outubro, 2005  
Blogger perola&granito said...

Os leilões das nossas peças continuam. Está a decorrer o terceiro. Queres dar uma olhadela?
Beijinhos
Bom fim de semana.

22 outubro, 2005  

Enviar um comentário

Links to this post:

Criar uma hiperligação

<< Home

on-line hits.